Thiago Braz da Silva

5.90: ¡esto se está poniendo serio!

A veces todo lo que tienes que hacer es liberar la mente de los objetivos apremiantes, concentrarte únicamente en el trabajo que tienes entre manos y, al levantar la cabeza, darte cuenta de que estás más cerca que nunca de tu objetivo.

Ver el salto con pértiga de competición hace que te des cuenta de lo complejo que es técnicamente este deporte. No es tan obvio, por otro lado, la gran cantidad de entrenamiento duro que implica simplemente llevar la pértiga: entrenamiento con arena, ejercicios en el suelo, agotadores ejercicios de estabilización del core, ejercicios de velocidad, carrera y luego técnica, técnica, técnica... todo ello combinado con las habilidades adquiridas tras años de experiencia.

¿Cómo puedes evitar un problema muscular que borre de un plumazo tu duro trabajo? ¿Cómo puedes aumentar las probabilidades de mantener una aptitud física óptima durante el tiempo necesario para lograr tu objetivo en términos de rendimiento?

Si fuera fácil, no nos necesitarías.