Tecar ... ¿de qué estamos hablando?

Una breve presentación

Cualquiera que haya tenido una tendinopatía, un accidente o una operación ortopédica probablemente ya haya oído hablar de ella. Aquellos que poseen centros de rehabilitación o trabajan en el deporte, sin duda, sabrán de lo que estamos hablando. Tecar es una tecnología médica generalizada en toda Europa, utilizada para ayudar en el proceso de curación después de una lesión.
¿Funciona o no? En este caso la respuesta es, una vez más, ¡depende! Pero, ¿de qué depende? Aquí las cosas se complican, pero podríamos simplificar diciendo: depende de las características del equipo y, en gran medida, de la experiencia y habilidad de la persona que lo usa.

Para comprender mejor esta respuesta, demos un paso atrás y centrémonos en lo que este equipo puede generar cuando se aplica al cuerpo humano: aumento de la perfusión sanguínea, vasodilatación, aumento de la proliferación celular, todos los fenómenos estrechamente relacionados con el proceso inflamatorio y la reparación de tejidos biológicos.
Lo primero que hay que entender es que estas reacciones, mientras se influencian entre sí, pueden ser estimuladas con intensidad variable, en diferentes momentos y en áreas más pequeñas o más grandes dependiendo de cómo el equipo se aplica al cuerpo de acuerdo con el objetivo terapéutico. Y ésta es una de las características que hacen que la tecnología tecar sea particularmente útil.

Conozcamos la terapia tecar con ejemplos de la vida cotidiana

Tratar un cuerpo dañado o, mejor dicho, ayudar a su capacidad natural de autorreparación, no es como hacer una “chapucilla” en casa. Algunos procesos fisiológicos extremadamente complejos están involucrados en el funcionamiento del cuerpo humano. Vamos a tratar de entender algunos de ellos con ejemplos cotidianos.

Imagina que estás haciendo bricolaje en casa y necesitas utilizar un taladro eléctrico. El taladro puede tener 4 funciones: atornillar, desatornillar, vibrar y taladrar. Si tienes que poner tornillos para montar las piezas de un armario puedes utilizar la función 1. Si estás desmontando una estantería debes utilizar la número 2. Si tienes que quitar restos de adhesivo de una superficie, tienes a tu disposición el 3 y si, por otro lado, necesitas hacer un agujero en la pared, existe el 4.
Las cuatro funciones son todas útiles, pero ¿seguirían siendo útiles si todas funcionaran al mismo tiempo? Imagínate: ¿podrías apretar un tornillo mientras el accesorio del taladro también vibra? Obviamente no.
Probablemente sea mejor optar por un modelo de taladro eléctrico que tenga la opción de decidir qué función activar en un momento dado. Esto te permitirá ser más rápido y preciso y, sobre todo, evitará causar más daños. La tecnología Tecar funciona igual que este último modelo.

¿Qué más podría afectar la calidad de sus esfuerzos de bricolaje? Cuantas más herramientas tenga a mano, mayores serán las probabilidades de que obtenga los resultados deseados. Pero ¿quién te dice qué herramienta usar y cuándo? ¿A qué altura perforar los agujeros? ¿Es mejor sacar los tornillos viejos y luego poner los nuevos o viceversa? ¿Qué accesorio de perforación debería usar para quitar el pegamento del estante sin rayar la pintura? Su experiencia y habilidad le proporcionan las respuestas. Un buen taladro eléctrico y un martillo no te convierten automáticamente en un manitas, debes haber adquirido antes la experiencia tanto sobre el bricolaje en sí como sobre las herramientas.
Ocurre lo mismo cuando se usa la tecnología tecar; debes contar con un profesional que tenga un conocimiento profundo del equipo.

Pero, ¿qué es la inflamación?

Ahora imagina que te despiertas una mañana de domingo. Camino al baño te das un golpe en un dedo del pie contra la esquina de la cama. ¡Típico! Nada grave, ¡pero duele una barbaridad!
Pasan unos minutos... dolor, hinchazón, si te tocas el dedo notas que está más caliente que el resto del pie, la zona del golpe está ligeramente enrojecida y si tratas de mover el dedo, duele aún más, por lo que prefieres mantenerlo quieto.
El proceso inflamatorio ya está en marcha y lo que estás viendo y sintiendo son las cinco reacciones clásicas que caracterizan este proceso muy útil: rubor (enrojecimiento), tumor (hinchazón), dolor (daño), calor (aumento de temperatura) y functio laesa (limitación del movimiento).

Hay mucha confusión en torno a la inflamación, así que vamos a detenernos un momento aquí. A menudo vemos anuncios de productos que bloquean la inflamación o la eliminan, como si se tratara de un proceso exclusivamente negativo o dañino. La verdad es que la flogosis - más conocida como inflamación - es un proceso que ha evolucionado durante millones de años en respuesta a una agresión, convirtiéndose en lo que hoy conocemos como serie de eventos orientados a resultados casi perfectamente sincronizados. El síntoma que hace que la inflamación sea menos placentera es definitivamente el dolor, algo de lo que todos desearíamos deshacernos lo más rápido posible. Obviamente, incluso el dolor tiene una función fundamental que, en el caso del pequeño dedo del pie, es la de persuadir al resto del cuerpo para que proteja el área dañada mediante reparaciones que se activan internamente. Esta estrecha conexión entre el dolor y la inflamación, y el deseo natural de estar libre de este síntoma desagradable antes que cualquier otra cosa, ha desembocado en que muchos medicamentos estén destinados a ello, en detrimento incluso de solucionar el problema que causó el dolor.

La inflamación es la primera respuesta del sistema inmune a las infecciones y tejidos dañados, y protege al cuerpo humano contra estos ataques. Cualquiera que sea la causa de la respuesta inflamatoria, su "propósito" es eliminar o bloquear el origen del problema, permite que el huésped se adapte a la condición anómala y, finalmente, restablecer el funcionamiento correcto y la homeostasis del tejido.

Volvamos a los ejemplos anteriores

La inflamación es, por lo tanto, un proceso que no solo es útil, sino que también es necesario y deseable, incluso para solucionar su pequeño e hipotético accidente matutino anterior. Después de unos días, acude a un médico y descubre que la esquina de la cama dañó algunas fibras en el ligamento metatarsiano transverso superficial, así como algunas venas capilares circundantes. La situación en el área relacionada con el daño tisular se puede comparar con lo que sucedería si el clima bastante violento hubiera dañado un edificio. Imaginemos el Hotel Marina Bay en Singapur...

El fuerte viento arranca parte de la fachada y esparce escombros en el área alrededor del edificio causando congestión de tráfico, hay agujeros en el pavimento alrededor del hotel debido a pedazos de yeso y cemento al caer. Afortunadamente, no hay heridos.
El CCTV (circuito cerrado de televisión) pronto envía una señal a los responsables pidiendo acordonar el área y así permitir que se lleven a cabo los trabajos de reparación antes de que las cosas se compliquen más. Algunas sirenas ayudan a la rápida llegada de los responsables, se levantan barreras para impedir que personal no autorizado camine por el área dañada para evitar más accidentes, vehículos especializados y obreros se trasladan para retirar los escombros, y se llama a algunos policías para asegurarse de que nadie aprovecha esta oportunidad para delinquir.

Durante los siguientes días, se colocan andamios y se trae todo el equipamiento necesario para que los trabajadores puedan llevar a cabo las obras. Todos los días se suministran materiales para el trabajo de reparación, mientras que se retiran los escombros del sitio para mantener todo ordenado. A medida que el daño se repara gradualmente, la zona prohibida se reduce hasta que, un tiempo más tarde, todo el distrito vuelve a su rutina habitual, a lo que - en el caso de un cuerpo humano - llamamos homeostasis.
¿Qué pasa con tu dolorido dedo del pie? La respuesta inflamatoria es un proceso igualmente coordinado e incluso más complejo.
Es por ello que ahora es el momento de detenernos y tratar este tema desde un punto de vista técnico en la segunda parte de este artículo.

Al igual que todo el contenido que producimos con el apoyo de nuestro comité técnico, este artículo no pretende dar recomendaciones médicas ni ser utilizado como una alternativa a la opinión de un médico. Simplemente tiene como objetivo proporcionar información inicial sobre cuestiones relacionadas con la salud y las tecnologías y programas que desarrollamos. Para obtener una opinión médica en profundidad, consulte a un médico especialista en su problema.